LO ÚLTIMO

viernes, 5 de octubre de 2012

Jovencita con SIDA pudo sufrir abuso sexual

Ecatepec. EdoMéx.- Tras ser ubicada en Ecatepec, la menor fue trasladada al albergue Casa de la Sal, donde se le practicaron exámenes para saber en qué etapa de la enfermedad se encuentra.


Luego de que autoridades del DIF de Ecatepec rescatara a tres menores -dos mujeres y un hombre-, que vivían en situación de calle y quienes contrajeron el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), sólo una de las pequeñas pudo ser canalizada a una institución de asistencia en el Distrito Federal.

La menos fue trasladada a la asociación Casa de la Sal, ubicada en la delegación Azcapotzalco. Llegó por la mañana y se le hizo una valoración médica para saber en qué etapa de la enfermedad se encuentra para poder suministrarle los medicamentos adecuados; después se le brincó terapia psicológica y psiquiátrica.

"Al parecer la chica sufrió abuso sexual, por lo que debe traer secuelas del trauma, además de las vivencias que haya padecido e la calle", afirmó Dulce Díaz, coordinadora del área psicológica en Casa de la Sal.

En cuanto al tiempo que estará la menor en la estancia, la especialista afirmó que depende del cupo que haya en Casa de la Sal.

Dijo que la joven puede quedarse a vivir en la asociación, pero en caso contrario, podría ser trasladada a alguno de los albergues como ADIS, Visión Mundial o Save the Children, quienes continuarían con el caso, aunque aseguró que eso no significa que en Casa de la Sal no se le de seguimiento a la niña.

"Cuando nos canalizan a un menor o mandamos a los enfermos a otras instituciones, se les ofrece albergue, talleres de actividades recreativas, dietas específicas y consultas médicas y con ello se evita que se depriman", indicó la coordinadora.

Los pacientes con de VIH en Casa de la Sal, se mantienen emocional y racionalmente motivados para que continúen con su vida normal, pero ante todo deben sentirse útiles ante la sociedad, tratando de dejar atrás lo que los llevó a padecer esta enfermedad.


Fuente: 

El Universal EdoMéx

Publicar un comentario